Monstruosa realidad

Autora: Anna Morgana Alabau

Ilustradores: Cruz Martínez y Jorge Torres

Corrección: Federico G Witt

Género: microrrelato, terror, suspense (a partir de 16 años).

Este cuento es propiedad de Anna Morgana Alabau, y sus ilustraciones correspondientes son propiedad de Cruz Martínez y Jorge Torres. Quedan reservados todos los derechos de autor.

Ilustración de Cruz Martínez

Ilustración de Cruz Martínez

Oscurece, y lo siento tras de mí. Pero me digo que sólo son «paranoias», autosugestión por todo lo que he visto, oído y leído en las noticias.

Giro la esquina. Una más; una menos para llegar a casa. Sus pasos apenas suenan, pero su presencia me envuelve el corazón con dedos de hielo, esperando el momento justo para apretar.

Algo se mueve junto a él, en él, y me dice que es aquel de quien todos hablan aunque nadie conoce su nombre. No es necesario.

«Se nos conoce por nuestros actos», leí una vez en alguna parte, y sus actos no son sino la muerte y la desesperanza, el sufrimiento, la pérdida, el terror más profundo; el vagar de las almas turbadas que abandonan los cuerpos que siembra a su paso como macabras semillas.

Siento las lágrimas rodar por mis mejillas mientras en mi mente aparecen los rostros de todas sus víctimas, y me reconozco en cada una de ellas. Siento el pavor que sintieron, la incertidumbre, el desconcierto, la pequeña y fútil esperanza de que lograré llegar a casa, a la seguridad del hogar, antes de que sea demasiado tarde. Siento cómo centellea en mi interior, dándome fuerzas un instante para arrebatármelas al siguiente. Hasta que noto la frialdad atravesar mi cuello y su inmensa sombra cernerse sobre mí.

Ilsutración de Cruz Martínez

Ilustración de Cruz Martínez

—Perdóname —me susurra, mientras el calor de la sangre se derrama por mi piel y por la suya—. Tengo que hacerlo: no me queda otra opción.

Me besa las lágrimas y me abraza mientras la vida me abandona, y pienso, por un momento, que podría compadecerme de un monstruo como él, destinado a obedecer a sus instintos sin poder siquiera hacerles frente.

Luego pienso en mi madre, en mi hermana, en la hija que nunca tendré, y deseo que fuera otra clase de monstruo, con los mismos instintos que le doblegan y le subyugan pero con el poder de devolverme parte de lo que estoy perdiendo irremediablemente.

Y comprendo, por fin, la monstruosa realidad: por qué preferiría que fuese un vampiro y no un simple asesino.

Ilustración de Jorge Torres

Ilustración de Jorge Torres

Anuncios
Comments
3 Responses to “Monstruosa realidad”
  1. chusdiaz dice:

    Genial la frase final, Anna. Ha hecho que el microrrelato cambie completamente respecto a lo que me estaba imaginando al leerlo. Será que mi mente se deja llevar demasiado por los tópicos? 😉

  2. Ufff Anna, me dejas pensando… y es que a mi eso de la sangre….. me pone los pelos de punta.
    Te has metido de lleno ehhhh. Biennnnnn
    Caramba casi cierro los ojillos al aparecer la ilustración de Cruz Martinez. Es muy buena.
    La de Jorge muy fiel al momento.
    Enhorabuena a todos
    Conchita

  3. Paloma Muñoz dice:

    Anna me ha encantado esta pequeña hjistoria tan fascinante e inquetante por no hablar de las ilustraciones de Cruz Martínez y Jorge Torres son magníficas. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: