Bosquejando Ediciona. ¿Al bosque?, encantado

Autora: Miguel Ángel Rodrigo

Ilustrador: Pilar Puyana

Correctora: Elsa Martínez

Género: microrrelato

Este cuento es propiedad de Miguel Ángel Rodrigo, y su ilustración es propiedad de Pilar Puyana. Quedan reservados todos los derechos de autor.

BOSQUEJANDO EDICIONA

¿Al bosque?, encantado

¿Te vienes conmigo? ¿Adónde? Al bosque. ¿Al bosque? Sí, al bosque. Y ¿qué hay en el bosque? Pues de todo. Hombre, de todo no habrá. Que sí, mira: encinas y pinos; nogales y helechos; musgos y setas; caminos, recodos y hasta el curso del río. ¡Qué bonito suena! Es que lo es. ¿El qué? Bonito, el bosque es bonito. ¡Ah, claro! Entonces, ¿te vienes? Espera… y ¿qué más? ¿Qué más qué? Pues que qué más hay en tu bosque bonito. En mi bosque bonito hay de todo, ya te digo. ¿Por ejemplo? Pues por ejemplo: nos aguardan mandrágoras y muérdagos; casas de duendes y hechizos; las noches estrelladas salpicando al cielo dormido, bañado en luna y licor de frío. ¡Qué mágico suena! Es que lo es. ¿El qué? Mágico, el bosque es mágico. ¡Oh, por supuesto! Y bonito, también. ¡Ah, claro! Entonces, supongo que ahora ya sí, ¿te vienes conmigo? ¿Por qué? ¿Por qué qué? ¿Que por qué quieres que vaya contigo a tu bosque mágico y bonito? Verás, es que a pesar de las setas, los musgos, los nogales y los pinos; aun en las noches estrelladas, los duendes y los hechizos no bastan. ¿Para qué? Para completar su belleza y su magia. ¿Y qué es lo que le falta a tu bosque bonito y mágico para resultar un bosque mágico y bonito? Tú. ¿Yo? Sí, tú le faltas. ¿Y le falta algo más? Yo. ¿Tú? Sí, yo le falto también. Entonces faltamos los dos para completarlo del todo, para que tu bosque sea verdaderamente mágico y bonito. Eso es, tú y yo. Tú y yo y nuestros besos, querrás decir. Bueno, sí, a eso me refería también. Tú, yo, nuestros besos y amarte y que me ames sobre un lecho de sotobosque hasta que la noche estrellada se estrelle contra el nuevo día y nos salpique la luz que allí, en tu bosque tan mágico y tan bonito, se hace verde. Sí, exacto, yo no lo habría expresado mejor. Vaya, qué mágico y qué bonito es todo esto que me cuentas. Ya te lo decía yo, ¿te vienes? Pues iría, porque el cuento mola, pero es que ahora mismo no me va bien.

Ilustración de Pilar Puyana

Ilustración de Pilar Puyana

Anuncios
Comments
19 Responses to “Bosquejando Ediciona. ¿Al bosque?, encantado”
  1. Mariola dice:

    Genial, Miguel Ángel. Te felicito! Te da lo mismo un microrrelato que un relatazo (que espero leer enseguida aunque ya le he echado un vistazo). Tu prosa es concisa y vistosa. Me gusta. Y qué bonita ilustración de Pilar. Enhorabuena. 😀

    • Pilar dice:

      Gracias por tu comentario.

    • ¡Gracias, Mariola! Deseando estoy darme un hartón de bambú cual osito panda 🙂

      Ya te comentaré 🙂

      Por cierto, respecto al relato largo, estoy pendiente de alguna modificación. Los hechos están narrados desordenadamente, las unidades son párrafos, los saltos de tiempo son siemrpe uno hacia delante y otro hacia detrás. Se puede averiguar cuál es la cronología real de la historia gracias a lás últimas y primeras frases de cada párrafo, pero faltaría enlazarlos mediante hipertexto para así poder realizar una lectura lineal.

      Te cuento todo esto porque es muy posible que, al faltar este deatalle, te hayas perdido al tercer párrafo!

      ¡¡Un saludo!!

  2. tico dice:

    Miguel Ángel eres un mago, además de porque escribes muy bien y te sacas frases de la chistera que quedan muy bien, porque tu relato desprende magia, la magia del bosque que se describe en el mismo texto y donde encaja perfectamente la ilustración de Pilar. Es como si el contenido del texto estuviese encerrado en un continente mágico también. Me gusto desde el principio, engancha al leer el diálogo tan seguido y el final me encantó.
    Pilar, tu ilustración también es mágica, como el bosque y el texto de Miguel Ángel, encaja perfectamente, y la libre interpretación de los personajes me gustó mucho.

    • Tico, me alegra mucho que te haya gustado. Lo de los diálogos en línea era un experimento, me costó más de lo que pensaba en un principio que la alternancia resultase natural. Hubo varias correcciones hasta que me pareció que estaba claro cuándo cambiaba el personaje que estaba hablando. Por si quedan dudas, la marca de diálogo es el punto y seguido :O

  3. Pilar dice:

    Gracias por vuestros comentarios. La verdad, es que ha sido un placer trabajar con Miguel Angel.

  4. Irene dice:

    Es un relato muy original y ameno. Me ha gustado :o)
    La ilustración también es preciosa. Ese caracol con sombrero me ha encantado.

  5. Supersintético el cuento de Miguel Angel, y se ve que le gusta experimentar. Eso es bueno. De ahi nacen modos de expresión.
    Un nuevo modo de “ligar” de elementos naturales y un final muy sorprendente aunque previsible.
    Enhorabuena a Miguel Angel y a Pilar por su muy explicativa ilustración

  6. ¡Qué bonito y qué mágico ;-)! Eres un escritor con muchos recursos, Miguel Ángel, pero siempre, siempre, siempre, consigues una frescura y una naturalidad hechizantes. Cómo disfruto leyéndote, estoy deseando verte publicado para ponerme a la larga cola de la presentación y llevarme firmado y abrazado tu libro, que seguro estará lleno de poesía y también de humor.
    Pilar, has hecho algo muy difícil, que era decidir qué o quiénes están manteniendo este diálogo: podían haber sido una simple pareja de personas, o dos ardillas, o una hormiga y un elefante, pero tu decisión ha añadido más magia, si cabe, al relato.
    ¡Felicidades a los dos!

  7. Rafa Mir dice:

    Que bonito relato, como siempre Miquel Angel derrocha imaginación y sensibilidad a manos lelnas… Elige las palabras justas y estallan en tu mente justo como el quiere que hagan… un mago de la palabra… enhorabuena amigo.

  8. Montse Augé dice:

    Yo me repito y también digo qué bonito, has conseguido dibujarme una sonrisa mientras lo leía. Te ha salido otra poesía, eres un artista. Si tu relato fuese un manjar diría que es delicioso. El estilo que has usado, ese diálogo encadenado consigue una musicalidad que hace que el lector se deslice casi entre las palabras, que se deje llevar como si fuese un baile en el que te dejas llevar por tu pareja. Y el contenido es tan bello, deseas ser el destinatario de esas palabras. Y el final es la guinda, “que mola un montón”!!!Enhorabuena !!!

    Pilar, qué bonita ilustración, me encantan los colores, adecuados a la perfección al tono del relato.Lo has clavado, vaya.¡FElicidades!

  9. Maria T. Gomez dice:

    Miguel Ángel, tu relato del bosque me atrapó, el fluido diálogo hace que uno se interne en esa mágia del misterioso inmenso, verde y frondoso, ah! y quién sabe? puede haber allí duendes y hadas,,, ¡¡¡Felicitaciones y éxitos por tus grandes dotes de escritor!!! Besotes

  10. Miguel no hagas más microrelatos. No porque no los hiles con finos y certeros hilos de genialidad, sino porque algunos tenemos la mala costumbre de pedir más. Y con este me pasa exactamente eso. Y ahora en serio este ejercicio de estilo y talento. Esta maestría que nos induce a no detenernos en los puntos donde debiéramos es una cualidad soberbia. Esas palabras medidas. Ese sentimiento subyacente. Esas embaucadoras sensaciones. Gracias por todo eso. Gracias por enseñarme lo que he de aprender y lo que me queda de disfrutar con tus escritos. Gracias por tu relato que es una agradable carrera hasta lo que importa. Hasta la manera, tuya y casi la de todos, de completar un bosque. De completar un un mundo. Porque sin lo que amamos jamás estamos completos. Gracias MIguel. Un relato impresionante.

    Y para acompañar bellas palabras no queda atrás Pilar que con su ilustración consigue captar esa magia que esconden, a veces con mucho ahínco, los bosques. Felicidades

  11. Irene, Conchita, Susana, Rafa y Montse… gracias por vuestros comentarios. A Pilar y a mí nos alegran el día 🙂

    ¡Saludos!

  12. David Gambero dice:

    Tras una pequeña triquiñuela para engañar a WordPress aquí vamos con el comentario atascado en el tiempo.

    Miguel no hagas más microrelatos. No porque no los hiles con finos y certeros hilos de genialidad, sino porque algunos tenemos la mala costumbre de pedir más. Y con este me pasa exactamente eso. Y ahora en serio este ejercicio de estilo y talento. Esta maestría que nos induce a no detenernos en los puntos donde debiéramos es una cualidad soberbia. Esas palabras medidas. Ese sentimiento subyacente. Esas embaucadoras sensaciones. Gracias por todo eso. Gracias por enseñarme lo que he de aprender y lo que me queda de disfrutar con tus escritos. Gracias por tu relato que es una agradable carrera hasta lo que importa. Hasta la manera, tuya y casi la de todos, de completar un bosque. De completar un un mundo. Porque sin lo que amamos jamás estamos completos. Gracias MIguel. Un relato impresionante.

  13. olgabesoli dice:

    Sorprendente final y maravillosa ilustración. Felicidades a los dos!

  14. Mª Carmen Moreno dice:

    Como siempre magistral. Tienes una forma de expresarte que me encanta y envidio (aunque envidia sana).
    La ilustración me ha encantado, es preciosa, llena de detalles y ternura.
    Felicidades a los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: