La Navidad. ¡Qué vida tan perra!

 
 
 
Género: Microrrelato
 Este cuento es propiedad de Inmaculada Ostos Sobrino, y su ilustración es propiedad de Vicente Mateo Serra. Quedan reservados todos los derechos de autor.

LA NAVIDAD. ¡Qué vida tan perra!

Me encanta la Navidad.

La gente sale de casa respirando alegría. Sus caras tienen un nuevo brillo, una nueva ilusión, y sus pensamientos los ocupan sus seres queridos y esos regalos que tanta ilusión les harán. La calle se impregna de olores: castañas asadas, maíz, chocolate…Y todas las tiendas se visten de gala con esos adornos tan bonitos. Todo es un despliegue de luces y colores intensos, que se apoderan de la ciudad dándole un aspecto más acogedor, más vivo. Desde mi puesto privilegiado, puedo observarlo todo tremendamente feliz, y es que ¡alguna ventaja tendría que tener el trabajar a pie de calle!

Muchas veces, cuando veo a la gente pasar frente a mi, me imagino como serán sus vidas. Si tendrán hijos, padres, hermanos, y fantaseo con situaciones y cenas maravillosas entre ellos. Aunque también me da un poco de pena esa gente solitaria, que pasa con rostro serio sumida en sus pensamientos, y me pregunto si serán felices así.

Ilustración de Vicente Mateo Serra

Ilustración de Vicente Mateo Serra

Si que es cierto que hay algunas cosillas que no me gustan de la Navidad como, por ejemplo, que mi piel reacciona de una manera un tanto radical al frío. Y es que una vez que lo siente ya no vuelve a ser la misma, jamás entra en calor. Otra de ellas es que la gente parece relajarse y se vuelve un poco más descuidada con sus mascotas. Sacan a pasear a sus perros y no les importa en lo más mínimo que hagan sus necesidades por doquier. A veces creo que padecen una extraña enfermedad invernal, que hace que sus miembros se atrofien y eso les impida agacharse a recoger el regalito que tan a gusto nos dejan sus bebés. Me resulta bastante desagradable el verme rodeada de sus olores y suciedad. Pero, ¡claro!, estamos en Navidad, la época de la paz y el amor, y estas pequeñas anécdotas se pueden disculpar.

No piensan del mismo modo mis compañeras, que cada vez que se acercan estas fechas se ponen a temblar. Temen, sobre todo, los días señalados, pues dicen que las calles se llenan de gente borracha que no respeta a los demás. Pero yo no pienso que sea realmente así, también  tienen derecho a disfrutar un par de días, después de todo un año de duro trabajo; necesitan desconectar.

—¡Mirad, alguien viene!, ¡se acercan a mí! Tal vez quieran adornarme con un espumillón o colgarme algún adorno navideño. ¡Qué guapa me voy a ver!

—¡Dolor, oscuro dolor! Mi cuerpo se dobla y se estremece. Me han arrancado el pie del asfalto, abollado mi cuerpo y roto mi único ojo (el cristal que protege mi bombilla). Quedo a la intemperie y mis tripas, que son los cables, quedan esparcidas en el frío suelo, ultrajadas, marchitas. Por fin entiendo ese miedo que tantas veces me describieron mis compañeras, por fin lo siento y jamás lo volveré a sentir. Por desgracia para mí, ya no hay arreglo.

¡Y es que hay que ver que vida tan perra tenemos las farolas que vivimos en una de las principales avenidas de Valencia!

Anuncios
Comments
24 Responses to “La Navidad. ¡Qué vida tan perra!”
  1. Me ha gustado mucho y además tiene un paralelismo narrativo con mi relato corto. Enhorabuena a ti Inmaculada y a Vicente Mateo Serra que domina muy bien su trabajo tanto expresivo como técnico. Fantástico a los dos.
    Laura Vazvál

    • Inma Ostos dice:

      Ante todo gracias a todos por haberlos molestado en leer mi relato y sobre todo por esas criticas tan buenas que me habéis hecho,( las cuales no se si realmente merezco ) en fin siento haber tardado en contestar pero como bien decía mi compi Tico, acabo de ser mamá y me está costando un poco ponerme al día . solo decirnos que me ha encantado participar, que me lo he pasado muy bien y que me ha gustado conocer gente vomi vosotros pues no es fácil encontrar a gente que esté tan dispuesta a ayudarte. Gracias de nuevo y os deseo que paséis unas felices fiestas junto a vuestra familia. Un negó y un abrazo de oso.

  2. aurinlopez dice:

    Enhorabuena equipazo, a ti Vicente x tu espectacular ilustracion y especialmente a mi Inma, que ha sido su primer Surcando Ediciona y aunque empezo con un poco de miedito,
    LO HA PETAO !!!! jjejejejejeje, enhorabuena a los 2 🙂

  3. ¿Qué les pasa a las pobres farolas de Valencia?¿Es vandalismo, o el mismísimo ayuntamiento??
    Felicidades a los dos, el relato es muy original, y la ilustración de Tico impresionante, con todos esos detalles y personajes (algunos conocidos;-)) sería una postal navideña fuera de serie!!! Un abrazo, Felices Fiestas, S.

  4. Natalia dice:

    Cuando vi la ilustración de Tico me pareció una pasada (ya se lo comenté). Esperaba, al verla, que el relato fuera más alegre, pero me ha sorprendido y me ha gustado, Inma. Un relato protesta.
    Me quedo con la intriga, como Susana, de quién será el mayor culpable de los “males” de las farolas valencianas.
    Mis felicitaciones a los dos

  5. Roberto dice:

    Muy bueno, Inmaculada. Real como la vida misma. Impresionante ilustración de la Typical Navidad Occidentalensis: luces, regalos, alegría…

  6. Sorprendente relato!! Inmaculada me encanta, la navidad desde otro punto de vista (o debería decir de bombilla) completamente nuevo, desde luego, FELICIDADES. Y qué decir de la ilustración de Tico, te has superado!!! ME parece magistral. Bonito y cuidado trabajo el de ambos. Enhorabuena equipo!

  7. Rosa García dice:

    Vaya Inmaculada, me has llevado a mi segunda ciudad, Valencia, donde viví unos 15 años. Precioso relato y bastante real, por lo que he vivido yo, en esa ciudad. Y felicito a Vicente por su maravillosa ilustración, clara y concisa, donde ha reflejado con esa línea clara y ese maravilloso color, lo mas importante del relato de Inma.
    Un abrazo a los dos.

  8. tico dice:

    Laura Vazval, muchas gracias.

    Aurin, muchas gracias, a Inma la vi muy suelta para ser su debut 🙂

    Susana, amiga mía muchas garcias, tienes razón con lo de la postal, ¡lo tenía que haber pensado antes jeje!! y lo de las farolas de Valencia eso es cosa de Inma que es una exagerada 🙂

    Roberto, muchas gracias, yo sólo salí a la calle e hice na foto 🙂

    Fernando, compañero paisjista, muchas gracias, me hasalido una ilustración resultona 🙂

    Rosa, muchas gracias, traté de ajustarme lo máximo al relato sin desvelar la sorpresa final.

    Disculpad a Inma si tarda en responder, es que el otro día fue mamá y estará un poco liada ahora mismo 🙂

  9. Montse Augé dice:

    Original motivo el que has elegido para tu relato navideño, Inma, tendrías que colgarlo por todas las farolas de Valencia para mentalizar a la gente….Enhorabuena por tu originalidad, es interesante ver cómo la Navidad se puede ver desde diferentes perspectivas.
    Y a este chico que le digo que no le haya dicho: pues que sigues siendo un genio y que tu ilustración es maravillosa, demostrando tu versatilidad, te atreves con todo, superTico.Un abrazo a los dos y felicidades por vuestro regalo navideño!!!

    • Inma Ostos dice:

      Más que en las farolas, yo les pegaría un cartelito a esa gente que se dedica a hacer esas barbaridades.

  10. David Gambero dice:

    Lo que tiene que aguantar una farola y casi cualquier elemento del mobiliario urbano en estas fechas es más que indecible aunque la personalización de esta no deja de tener un tono amable y hasta algo reivindicativo. Muy original y bien hilada la historia Inmaculada.

    Y que decir de Tico más que como siempre ha conseguido arrancar un pedazo de realidad y traérnoslo a través de sus pinceles. Vitalista, armoniosa y tan bien regada de espacios y vida que es complicado no dejarse arrastrar por la ilustración. Magnífico trabajo Tico, como todos y como siempre.

    Ha sido un placer compartir este año con vosotros y todo el equipo de Ediciona. Felices fiestas a todos

    • Inma Ostos dice:

      Gracias por tu confianza en mi, la verdad y por desgracia no son solo las farolas las que padecen estas barbaridades en estas fechas, un abrazo muy grande.

  11. olgabesoli dice:

    ¿De verdad es así? Pobres farolas… Me han encantado tanto el relato como la ilustración.

    • Inma Ostos dice:

      En realidad no tan a lo bestia jeje es que siempre exagero porqués que parezca más emocionante

  12. tico dice:

    Montse, David, Olga, muchas gracias a los tres por la parte que me toca, pero no os dejéis llevar por lo que digan los escritores que siempre exageran. Un abrazo, bueno tres.

  13. veronica dice:

    me ha encantado ,es original y tiene una ilustracion y un relato buenisimo , muchas felicidades guapa , eres impresionante inmaculada

  14. Julio dice:

    Inma, me gusta

  15. Martita dice:

    la madre que te pario inma!!! !jajajajaj esto solo se te ocurre a tii! jajajajja que razon tienes!! jajajaj a ver si te veo pronto! te quierooo

  16. JOSEVA dice:

    Una historia muy buena,donde la escritora nos muestra que es la navidad, si no, un arma de doble filo,donde se pueden ver criaturas muy felices y otras donde la oscuridad y la soledad las abraza con fuerza. Me ha encantado . FELICIDADES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: