El principio del fin.

Autor@: Carme Sanchis

Ilustrador@:  Laura López

Corrector/a: Carme Sanchis

Género: Relato

Este relato es propiedad de Carme Sanchis, y su ilustración es propiedad de Laura López. Quedan reservados todos los derechos de autor.

El principio del fin.

Sabíamos que tarde o temprano este día llegaría. Ya habíamos recibido muchos avisos, y los habíamos ignorado. Nuestra única manera de sobrevivir era la adaptación, pero, ya era demasiado tarde.

Los polos se fundían mientras nosotros seguíamos malgastando energía y tirando a la basura miles de objetos contaminantes. Seguíamos tirando residuos al mar. Seguíamos pensando que éramos los dueños del mundo. Hasta que el mundo se cansó de aguantarnos.

En todos los puntos de nuestro planeta empezaron a aparecer casos de una nueva enfermedad. Saltó la alarma para los medios de comunicación, siempre encantados de tratar el drama. En todos los hospitales del mundo, los médicos y enfermeros se preparaban para la llegada en masa de esta nueva epidemia. Los más escépticos decían que sería como la Gripe A, mucho caos al principio y después tranquilidad. Qué equivocados estaban.

La primera muerte se produjo una semana después de que apareciese el primer caso. Una niña de solo 6 añitos, la noticia dio la vuelta al mundo. Cientos de laboratorios investigaban día y noche la vacuna, dispuestos a salvar muchas vidas y embolsarse muchísimo dinero.

Mientras todo esto pasaba, los grandes glaciales del mundo empezaron a quebrarse. Los científicos no podían entender cómo era posible que estuviesen viviendo esa situación, sus estudios decían que faltaban cientos de años para que eso pasara. Más errores.

Debido a los movimientos del planeta, decenas de volcanes despertaron, algunos después de varias décadas. El nivel del mar empezó a subir más rápidamente, y millones de personas tuvieron que dejar sus casas y ser redistribuidos a otro lugar, pero el plan de evacuación se salía de lo que se había visto hasta ese momento. La mayoría de islas quedaron inundadas, y las ciudades más cercanas al mar pronto yacerían en el fondo del mar.

Las relaciones diplomáticas internacionales, ya quebradas por la crisis mundial, se rompieron por completo. Unos países echaban la culpa a otros por haber contaminado demasiado, algunos por no haber tomado medidas hasta el momento, y el resto echaban en cara no haber intentado solucionarlo antes.

Un temblor destrozó ciudades enteras por el este oriental, apenas tuvieron tiempo de calmarse cuando por el horizonte se levantaba una gran ola que destrozaría de nuevo todo lo que se encontrase a su paso. Como poco más de un año atrás.

Miles de personas estaban muriendo y nadie podía hacer nada por solucionarlo. Los más creyentes se reunían en sus lugares de credo para pedirles a sus dioses ayuda. Ninguno respondió.

Sabíamos que no éramos inmortales, sabíamos que no éramos dioses, pero nos comportábamos como tal.

Los líderes de cada país empezaron a dar sus mensajes de alerta al pueblo. Algunos seguían negando la evidencia, otros intentaban enmascararla y unos pocos dijeron la verdad.

“El mundo se acaba. Pasen sus últimas horas con los seres que más aprecian. Olviden todas las disputas y disfruten de lo poco que nos queda”.

Si hubiésemos sido capaces de controlar nuestro consumo. Si hubiésemos respetado la naturaleza, el mar, la Tierra. Si hubiésemos terminado las guerras y hubiésemos unido fuerzas para crear un cambio… el fin del mundo no hubiese llegado.

Ilustración de Laura López

 Pero, lo mejor de todo, es que todavía estamos a tiempo.

 Pensad en todo lo que podemos hacer cada uno de nosotros por mejorar este mundo, en todas las pequeñas cosas diarias que pueden significar una vida mejor en el futuro. Debemos dejar a nuestros hijos un planeta sano y verde.

Nunca olvides que la naturaleza es nuestro mayor aliado, y cuando perezca, nosotros pereceremos junto a ella.

Anuncios
Comments
4 Responses to “El principio del fin.”
  1. Mariola dice:

    Carmen, un buen toque de atención sin duda… Esperemos que no nos tengan que dar más. Laura le pone un tono que quiero pensar que tiene un toque de esperanza. Felicitaciones!

  2. carmen dice:

    xiqueta, tens una ment privilegiada ,desde xicoteta ue savut no deixes de escriure mai t’estime.

  3. Pilar dice:

    Neboda que bé que escrius, m’agrada molt. He estat llegint algunes de les coses que has escrit fins ara i m’he emocionat un grapat sobretot en “Recordem junts”. No deixis mai d’escriure, trasmites tantes coses, depenent del que he llegit he sentit alegria, pena, amor, dolor, por, intriga …. sempre em quede amb ganes de més. No deixis mai d’escriure.
    Et vull

  4. carmen dice:

    filla en cada cosa que lligeis teua em deises mes asombrada ,¿com pots tindre tanta creativitat,eres un geni .espere el proxim relat amb ansietat….et vuig molt filla estic molt orgullosa de ser ta mare.vesets…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: