La forja de un rebelde

Autor@: 

Ilustrador@: 

Corrector@: 

Género: Relato corto

Rating: +18

Este relato es propiedad de Ricardo González. La ilustración es propiedad de Jordi Ponce. Quedan reservados todos los derechos de autor.

La forja de un rebelde.

Su madre le ofreció una naranja. Y supo lo que pasaría a continuación. No es que le agradara; ¿a quién iba a agradarle una cosa así? Y además las naranjas ya no le disgustaban tanto como antes. Amén del hecho de que sabía que, con la contundencia de lo inexorable, se la terminaría comiendo. Pero algo le había llevado desde bien pequeño a perseguir y alcanzar la gloria tenaz del empecinado. La rebeldía era en él algo génico y estomacal, visceral, hipofisario. El alacrán sobre la rana.

Sabes que tengo fobia a las naranjas- lo dijo con la serenidad de quien sabe que demasiado a menudo se confunde el verdadero valor con el discurso enardecido. Cuando la valentía es, con frecuencia, discreta y hasta muda.

Ven aquí.

Ilustración de Jordi Ponce

Afianzó los pies en el suelo y alzó el rostro, a la manera de un espartano en las Termópilas, arrostrando su destino con estoicismo. Cerró los ojos,  más por conjurar el peligro de que saltaran de sus órbitas a resultas del impacto que por no ver lo que se le venía encima, por otro lado harto conocido ya.

Restalló colosal y magnífico. Contundente e irrebatible. Categórico. Impecable en su ejecución. Ancestral y subyugante. Feo, fuerte y formal.

Fue un bofetón de bruta madre. De la bruta que lo parió.

Ricardo González

Anuncios
Comments
4 Responses to “La forja de un rebelde”
  1. olgabesoli dice:

    ¡Total! Ricardo, tu relato es tan corto como contundente. Y está narrado con gran maestría. ¡Me ha encantado, sobre todo, el juego final de palabras! La ilustración de Jordi, igual de contundente. Inmejorable la expresión de la cara del niño.

  2. Nuevamente Ricardo como en la anterior convocatoria….¡ole! y ¡ole!. Categórico. Sublime. Y me hago cargo de lo difícil que puede ser expresar tanto en tan pocas palabras….En la ilustración, la cara del niño y la naranja…tal para cual. ¿Queríamos fobia? Pues Fobia y punto.

  3. rafamalaga dice:

    Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Intenso y al grano.
    Y espectacular la ilustración de Jordi. Enhorabuena a los dos.

  4. Paloma Muñoz dice:

    Ricardo me ha encantado. Corto pero sin cortarte ni una cana. Un castañazo final por no comerte las naranjas, jajajajajajaja.
    La ilustración de Jordi es total, expresiva que lo dice todo del relato.
    Un diez y medio, jajajajaja
    No, en serio, un 11. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: